Reconocelo, este año tampoco vas a conseguir  el cuerpo de Cris Heatrhow

Con la resaca de la última noche del año, 2015 empieza como siempre con muchas buenas intenciones. Todos hacemos (aunque sea mentalmente) una lista de propósitos que sabemos (aunque digamos lo contrario) que no vamos a ser capaces de cumplir, igual que no fuimos capaces el año anterior, ni el otro, ni el otro. Aún así es gracioso saber que, todos, todos los años, nos proponemos lo mismo… Y sentimos decepcionarte, pero querido amigo este año tampoco vas a ser capaz de conseguir el cuerpo del mismísimo Cris Heatrhow, ni vas a dejar de fumar, ni tampoco vas a convertirte en un hombre poliglota. Sentimos desilusionarte.