Hablamos con el Doctor Poyales sobre STAAR SURGICAL y las técnicas de visión más avanzadas

No lo podemos negar, nos gusta estar en la vanguardia. Y no sólo en la vanguardia estética sino también en la cientifica, la tecnológica o la médica. Por eso cuando el pasado Jueves con motivo del Día Mundial de la visión, nos invitaron al evento de STAARSURGICAL, no nos pudimos negar.
Ese día se celebró -como se viene haciendo desde el 2000 cada segundo jueves de octubre – el Dia Mundial de la visión con un propósito: captar la atención de todo el planeta sobre la ceguera y la discapacidad visual.
Porque sí, aunque este ese es uno de los temas sobre los que no nos paramos a pensar, algunos problemas de visión como la miopía no paran de crecer. De hecho, según los datos aportados por la Academia Americana de Oftalmología, si en el año 2000 un 22,9% de la población mundial padecía este trastorno, en el 2050 se estima que lo sufrirá un 49’8%. Datos en definitiva, nada despreciables.
tumblr_octjgq66gM1qcvru5o1_1280

Combatir los problemas visuales

En España, para hacer frente a los problemas de visión, la mayoría de los pacientes seguimos optando principalmente por el uso de lentes de contacto y gafas. Aún así, cada año se efectúan cerca de 105.000 operaciones de cirugía refractiva para corregir los defectos visuales. De entre ellos, sólo un 7 por cien son para implantar una lente intraocular ICL, una opción que aunque ha crecido sustancialmente desde 2012 (+47%), sigue siendo minoritaria. Y eso que nuestro país es el Estado europeo donde este tipo de cirugía tiene más éxito y el tercero en el ranking mundial. (De las más de 600.000 lentes que ya se han implantado en todo el planeta, más de 60.000 corresponden a España).
STAAR Surgical,  la compañía que nos invitó al evento, es precisamente  líder en el mercado de implante de lentes ICL y es más, fue la creadora, en 1991, de la primera lente plegable fabricada con silicona y desde entonces, su producción no ha parado de aumentar.

¿LENTES ICL? ¿Y ESO QUÉ ES?

Probablmenete nunca hayas oído hablar de las ICLs. Nosotros hasta el jueves tampoco. Por suerte el Doctor Poyales nos explico en que consiste está técnica quirurgica. Las ICL son (sin precisiones técnicas) unas lentes intraoculares fabricadas con un material muy avanzado tecnológicamente llamado Colámero, que las hace totalmente compatibles con el organismo. Estas lentes corrigen los problemas de miopía, hipermetropía y/o astigmatismo. Se implantan en menos de quince minutos por cada ojo y la recuperación es prácticamente inmediata. Al día siguiente el paciente ya puede hacer vida normal.

oftalmologo
En la imagen el Doctor Poyales, tras una operación de ICL “es una operación muy satisfactoria porque los resultados se aprecian al momento” -afirma el Doctor-

 ¿Cómo se realiza el implante?

La lente se inserta dentro del ojo a través de una microincisión que no precisará sutura, y que se coloca detrás de la pupila, en el espacio entre iris y cristalino. La lente viene enrollada y se expande al introducirse dentro de la cámara ocular. Una vez desplegada, el cirujano se encarga de que quede bien centrada y sujeta.

 ¿Es para mi? ¿Quiénes pueden someterse a un implante de lentes ICL?

No hay una edad estipulada para someterse a un implante de lentes ICL pero suele estar indicado para adultos de entre 21 y 45 años. Los oftalmólogos españoles prefieren esperar a edades superiores a los 25 años para asegurarse de que sus pacientes tienen la graduación estabilizada y de que no va a producirse un cambio poco después de la intervención.

En todo caso, las ICL necesitan de un mínimo de espacio dentro del ojo donde poder colocarse. Este hueco llamado cámara anterior (espacio que existe entre la córnea y el cristalino) es, en la mayoría de ocasiones, mayor en miopes que en hipermétropes. Antes de una intervención, las clínicas especializadas realizan una serie de pruebas para comprobar si existe ese hueco necesario.tumblr_o8mq5dyZsd1qkpd0co1_1280

 ¿Qué tipo de problemas corrigen?

Este tipo de lentes corrigen los problemas de miopía en rangos de -0.5 D a -18.0 D, con o sin astigmatismo de hasta 6.0 D. Y corrigen problemas de hipermetropía en rangos de +0.5 D a +10.0 D, con o sin astigmatismo de hasta 6.0 D. Permiten poner fin, por tanto, a graduaciones mucho más elevadas que las recomendadas para tratar con láser.

Las personas que quieren someterse a una operación de este tipo, lo primero que tienen que hacer es consultar con su especialista para saber si son o no un candidato idóneo para este procedimiento de corrección visual. Como hemos señalado, tener una graduación estable y unas dimensiones mínimas de la cámara del ojo son algunos de los requisitos.

Y tú… ¿Alguna vez has planteado realizarte una cirugía refractiva? ¿Conociáis la técnica de la ICL?