¡Qué oportunidad tenemos de resetear y volver a empezar de cero! Al menos esa es a la conclusión a la que yo llego cada uno de enero. Y sí. Como cada año, para este 2017, he hecho una lista de propósitos interminable en la que, sobre todo, prima la intención de convertirme en un bon viveur y que no sea difícil verme disfrutando de esos hoteles, restaurantes o planes que no todos son capaces de apreciar. Aquí, cada mes, compartiré los que más me inspiren.

Parada Obligatoria. Dicen que a veces hay que perderse para encontrarse y sin ninguna duda, una isla como Ibiza se convierte en la mejor opción en aras del recogimiento y la ascensión personal. Desplazarse en invierno a descubrir la otra cara de la pitiusa no es mala idea y sin duda el Gran Hotel Montesol Ibiza se convierte en la mejor opción de alojamiento para satisfacer las necesidades de los más exigentes.

¡Dientes, Dientes!. El espíritu de que la mejor venganza es el éxito lo recogió la folclórica más mediática en una frase: “¡Dientes, dientes!”. Y si. Es verdad. Una buena sonrisa es la mejor arma para levantar muchas envidias. Por eso, deberías incluir en tu tu directorio de habituales la dirección de la Clinica Smiling (Calle Hortaleza Nº 70, Madrid) con un equipo de especialistas dispuestos a ayudarte a conseguir esa anhelada sonrisa de diez.

Amor al arte. Una oda al color, de esa manera se presenta la obra del canadiense afincado en Alemania: Eric Olsen. Sus piezas, se muestran en algunas de las galerías más subersivas de Londres, Dusseldorf o Nueva York, y de entre todas sus propuestas los retratos como este “Fnoer” en oleo sobre lienzo son el último objeto de deseo para los amantes del arte.

Cubanismo. Hay un pedazo de cuba en Madrid y se encuentra en el tercer piso del concept store del que todos hablan: El Paracidista (Calle de la Palma, 10). En esa maravillosa terraza se sitúa el bar inspirado en la mítica isla, en el que, mojito mediante, no es difícil trasladarse a cualquier malecón de la habana.

Objeto de culto. Loewe ha decidido recoger el pasado, presente y futuro de la marca en un libro cuyo proceso de curación ha sido gestionado Luis Venegas. Un auténtico objeto de culto para los amantes de la moda y el arte que quieran disfrutar de imágenes inéditas de la firma, rememorar campañas como aquella en la que participó una jovencísima Eugenia Silva o en definitiva, repasar los hitos de la única enseña del lujo que persiste con alma española.

Milan Fashion Week. Con la coartada de la Uomo fashion week, revisitar Milán se convierte en el mejor de los planes. Comer rissotto frente a la scala de Milán, hacer unas compras en la galería Vitorio Emanuelle o parar a disfrutar de un capuchino entre desfile y desfile se convierte en la mejor opción para empezar el año con buen pie. ¿Te apuntas?