O cómo influyen las apps y webs de dating en nuestra manera de conocer

Internet ha fagocitado definitivamente muchos de los hábitos, costumbres y maneras de actuar que socialmente hemos mantenido durante décadas. Es sorprendente ver cómo a nuestro alrededor hemos reemplazado actividades de las que tradicionalmente disfrutabamos, como ir, por ejemplo, a una discoteca y hablar tranquilamente sobre trivialidades por pasar tiempo conectados a diferentes aparatos tecnológicos. I​ncluso cuando estamos en ​reuniones de carácter social. como por ejemplo en un encuentro entre amigos, no es nada extraño observar a muchos de los presentes sin ser capaces de soltar sus teléfonos móviles. Esta situación se ve acrecentada en el tema del amor y las citas. A​trás quedaron el bar, la fiesta de amigos o los encuentros casuales: ahora el “mercado del amor” está en la red y además, en expansión.

unnamed (3)

Hace unos años fueron el correo electrónico, los SMS, la mensajería instantánea o las llamadas telefónicas, las que empezaron a despersonalizar las relaciones humanas, aunque hoy, son sin duda las redes sociales, webs y apps de datings como ​contactos en fuegodevida.com u otras similares las que han cambiado definitivamente la forma de relacionarnos. Y al parecer esta tendencia de ligar en la red está en expansión, ​según recientes estudios, dos de cada tres personas que utilizan páginas web para encontrar pareja terminan concretando citas con potenciales “almas gemelas”. Y una de cada cuatro parece encontrarla.

21

Lo curioso es que el auge de esta corriente no paran de surgir webs y aplicaciones de ligue enfocadas en algunos nichos y hoy se puede encontrar el amor o lo que se quiera que se busque en ​plataformas enfocadas exclusivamente a conocer gente alta, que disfrute disfrazándose de bebé e incluso, webs destinadas a que se encuentren aquellos que han apoyado con su voto a trump. Casi nada.

unnamed (2)

Y vosotros… ¿Habéis utilizado este tipo de aplicaciones? ¿Ha influido internet, las webs y aplicaciones de ligues en vuestra forma de relacionarnos?

¡Esperamos como siempre vuestras opiniones!